Una vuelta por mi celda


Hoy no hay nada que hacer más que cavar la madriguera,
mirar con la vista aguda o dormitar
pero que no se te ocurra, en días como este, jactarte
de una supuesta habilidad para entender enigmas
o adivinar fuerzas de otro origen.
El día puede parecer prodigioso y aún así.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El arte de perder (ELIZABETH BISHOP)

Elvira Orphée: Me desespera que no comprendas lo que te dicen los escasos sonidos de mi garganta, que no haya flores blancas de exaltado perfume, sino sólo vegetales con olor amoniacal.