En este jardín cultivamos



flores y amistades

y también tenemos nuestra debilidad por los amores no correspondidos




:::::::::

Lo que ocurre tiene que ver con el clima,
en días como hoy, cálidos y tormentosos,
el aire se llena de recuerdos
que dejan al cuerpo desnudo, sobrevenido
como un accidente, en estos días el aire
es dominante y triste como el destello
que por la noche, en medio de una emboscada,
se escribe sobre la copa de unos árboles
a los que sólo el movimiento permite adivinar.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El arte de perder (ELIZABETH BISHOP)

Elvira Orphée: Me desespera que no comprendas lo que te dicen los escasos sonidos de mi garganta, que no haya flores blancas de exaltado perfume, sino sólo vegetales con olor amoniacal.