Nadie es huérfano, alguien nombra. Analía Mehlberg




::::::::


Nos llegó un libro de Analía Mehlberg, el título nos gustó mucho, La hija del carnicero, ya tenemos nuestros versos subrayados.
Analía tiene, además, un blog precioso y con buena y variada poesía para leer, pasen y vean: http://www.rapsodiaurbana.com.ar/


La hija del carnicero

La niña baja la persiana
hora de limpiar

con un cuchillito raspa las maderas
separa sebo   coágulo   nervio
tiñe el trapo rejilla

dedos pequeños envuelven el mango
limpia la sierra encendida
sonidos con olor a cartílago

mano seca   uñas comidas
retira dientes de la máquina
raspa la silueta del instrumento

gira la rueda sin premio
deshechos tapan el soborno
gira la sierra   los restos
cenizas de hueso
alimento para gallinas
polvo de vaca en el aire

en el silencio de infancia
dialogan las víctimas
lengua que saborea rencor

la niña baja la cabeza
hora de callar

:::::::

Gracias Analía

Comentarios

  1. Analía de Rapsodia urbana15 de febrero de 2011, 21:08

    Gracias Mercedes, por darle un espacio a "La hija del carnicero". Saludos

    ResponderEliminar
  2. Analía, gracias a vos, y felicitaciones por rapsodia, es un blog muy lindo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El arte de perder (ELIZABETH BISHOP)

Elvira Orphée: Me desespera que no comprendas lo que te dicen los escasos sonidos de mi garganta, que no haya flores blancas de exaltado perfume, sino sólo vegetales con olor amoniacal.