27 jul. 2012

FUKUOKA/ Es como cuando vuela la semilla del diente de león o la de pino. Las jóvenes arañas se aferran a esos filamentos y salen a volar hacia el cielo.


 Arte y ecología:

¿Conocen al Sr. Masanobu FUKUOKA- autor de La revolución de un rastrojo?
Fue un filósofo, agricultor y biólogo que revolucionó las ideas de alimentación y siembra.





Aquí algo para empezar http://es.wikipedia.org/wiki/Masanobu_Fukuoka

Hoy les presento un extracto sublime de sus ideas acerca de la naturaleza.

Las fotos son imágenes de la tierra captadas por los satélites LandSat de la NASA. LandSat es el nombre de un conjunto de satélites construidos y puestos en órbita por Estados Unidos. Sus imágenes son la fuente que nutre las series "Earth as Art" o "La Tierra como Arte". 








LA REVOLUCIÓN DE UN RASTROJO- FUKUOKA


LA HUMANIDAD NO CONOCE LA NATURALEZA

Últimamente he estado pensando que debemos alcanzar el punto en el cual científicos, políticos, artistas, filósofos, religiosos y todos aquellos que trabajan en los campos deberían reunirse aquí, contemplar estos campos y hablar entre sí. Pienso que éste es el tipo de cosas que debe ocurrir si es que la gente tenga ocasión de ver más allá de sus especialidades.


Los científicos piensan que pueden comprender la naturaleza. Esta es su posición. Como están convencidos de que pueden hacerlo, están comprometidos a investigar la naturaleza y a utilizar sus descubrimientos. Pero yo pienso que una comprensión de la naturaleza se encuentra mucho más allá del alcance de la inteligencia humana.


A menudo les digo a los jóvenes en las chozas de la montaña, que han venido aquí a ayudar y aprender la agricultura natural, que cualquiera puede ver los árboles sobre la montaña. Pueden ver el verdor de las hojas; pueden ver las plantas de arroz. Piensan que saben lo que es el verde. Noche y día en contacto con la naturaleza, a veces llegan a pensar que la conocen. Pero cuando piensan que están empezando a comprender la naturaleza, pueden estar seguros de que andan por el carril equivocado. ¿Por qué es imposible conocer la naturaleza? Lo que se concibe como naturaleza es sólo la idea de la naturaleza que surge en la mente de cada persona. Los que ven la verdadera naturaleza son los niños pequeños. Ellos ven sin pensar,
recta y claramente. Aún si se conoce el nombre de las plantas, un mandarino de la familia de los citrus, un pino de la familia de las coníferas, no se ve la naturaleza en su verdadera forma. Un objeto visto en aislación de la totalidad no es una cosa real.


Los especialistas en varios campos se reúnen y observan una caña de arroz. El especialista de plagas sólo ve el daño que causan los insectos, el especialista en nutrición vegetal sólo considera el vigor de la planta. Como están hoy las cosas, esto es inevitable.
Como ejemplo, le dije al señor de la estación de investigaciones cuando estaba investigando la relación entre la langosta del arroz y las arañas en mis tierras:»Profesor, como Ud. está investigando las arañas, sólo está interesado en uno de los muchos predadores de la langosta del arroz. Este año las arañas aparecieron en cantidad, pero el año pasado hubo muchos sapos, y con anterioridad, predominaron las ranas. Hay incontables variaciones».

Para la investigación especializada, es imposible comprender el papel de un predador dado en un tiempo dado dentro de la intrincada interrelación de los insectos. En algunas estaciones la población de langostas es baja porque hay muchas arañas.
A veces cae mucha lluvia y las ranas causan la desaparición de las arañas, en ocasiones llueve poco y no aparecen ni langostas ni ranas.
Los métodos de control de insectos que desconocen las relaciones entre los insectos son verdaderamente inservibles. Asimismo la investigación sobre arañas y langostas debe considerar las relaciones entre las arañas y las ranas. Cuando las cosas llegan a este punto, también se necesitará un profesor de ranas. Y también deberán reunirse los expertos en arañas y langostas, otros sobre arroz y otros sobre administración de aguas.

Además, en estos campos hay cuatro o cinco tipos diferentes de arañas. Recuerdo hace unos pocos años cuando alguien se precipitó en mi casa una mañana temprano para preguntarme si yo había cubierto mis tierras con una red de seda o algo parecido. No podía imaginarme de qué me estaba hablando, de manera que apuré el paso para ver qué ocurría. Recién habíamos terminado de cosechar el arroz, y de un día a la noche el rastrojo y las hierbas bajas estaban completamente cubiertas de telarañas, como seda. Al ondear y brillar al sol, ofrecían un espectáculo magnífico. Lo maravilloso es que cuando esto ocurre, y lo hace muy de vez en cuando, sólo dura un día o dos. Visto de cerca descubrimos que hay varias arañas en cada 2 cm2. Y son tan numerosas que casi no dejan espacio entre ellas. ¡En 10 áreas debe haber muchos miles y quizá millones!
Cuando uno baja al campo dos o tres días después, puede comprobar que se han desprendido restos de telaraña de varios metros de largo que están ondulando al viento y en cada una hay cinco o seis arañas.
Es como cuando vuela la semilla del diente de león o la de pino. Las jóvenes arañas se aferran a esos filamentos y salen a volar hacia el cielo.
El espectáculo es dramático y asombroso. Al verlo, pensamos que también los poetas y artistas deben unirse al conjunto de expertos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario